Desafio El Brillante

Category: Uncategorized

Etapa segunda: El Hajeb – Maadid

05:45 de la madrugada, suena el despertador que inmediatamente nos pone en marcha, porque despiertos ya estábamos,  helados  y en el suelo porque el colchón se nos desinflo y no sabíamos porque (mas tarde nos dimos cuenta que tenía un pinchazo)

A las 06:15 teníamos la tienda recogida y desayunando estábamos, pero el panda, madrecita el panda, estaba totalmente escarchado con una capa de hielo que no sabríamos si arrancaría, pero…, bruummmmmm, se puso en marcha como si nada y ala, a hacer ruta. A las 06:40 nos poníamos en marcha para subir a Ifrane y más tarde desviarnos por una pista en el km34, lugar donde nos daríamos cuenta de la belleza del paisaje porque no, no había desierto, o mejor dicho sí, pero…, había desierto y cerca de medio metro de nieve, que había caído y que nuestro pandita tendría que superar en un camino entre barro y charcos helados con una capa grande que no partía y que hacía que el coche resbalara por encima, como si de patinaje sobre hielo se tratase, hasta pasar cerca de 3 Km en ese estado y que nos dejaba boquiabiertos del paisaje indescriptible y no esperado por aquellos lares.

Nieve

Ya pasados aquellos paisajes empezamos a ver tramos donde no había nada y solamente un camino separa la izquierda de la derecha.  El horizonte lo cubren las montañas del Medio Atlas que nos dejan inundados de silencio y ojiplaticos de paisajes agrestes, pero al fondo del camino y  en la mañana se deja ver la primera persona que nos cruzamos. Un chico en un burro que no sabemos a dónde ira, ni de donde viene, pero que allí se está cruzando con esta caravana estirada de autos locos como es la Panda Raid 2016.

Continue reading

Etapa primera: Tánger Med – El Hajeb

06:30, ¡Ring! ¡Ring! Suena el despertador y nos levantamos, esa sería la última vez que dormiríamos en una cama hasta pasados unos días…, nos esperaban noches de tienda de campaña y saco de dormir en medio de la nada y de todo a la vez.

Salimos del hotel y con un café y un donut nos fuimos a la terminal del Ferry de Tánger,  que está justo enfrente del hotel, para agruparnos todos y poder pasar la aduana española, y embarcar en ese enorme barco que cruza el estrecho, para que nos deje en tierras del continente africano. Una vez dentro del barco, y después de aparcar el coche apiñado a los otros 200 y pico Pandas, nos subimos a las salas de estar para que nos sellen los pasaportes y nos validen la documentación del coche, para poder circular por marruecos. Te lo hace la policía marroquí dentro del barco para no tener que esperar grandes colas a la llegada al puerto. Allí dentro nos encontramos con un antiguo conocido que también se había apuntado a semejante singladura, Javier Basagoiti, con el que estuvimos charlando un rato y nos deseamos mutuamente que todo saliera bien.

En el ferry

A la llegada al puerto de Tánger Med, una vez bajado el coche del barco y pasada la aduana Marroquí, nos agrupamos para el Briefing número 1 que nos darían junto al camión de la organización. Allí los nervios de todos ya se hacían notar, también se veían las primeras averías, puesto que dos panditas, uno antes de cruzar el estrecho y otro en ese mismo instante, rompían el motor y lo tenían que cambiar si querían seguir la ruta. Buff eso sí que es empezar de cabeza ¡Madre mía!  Pero no pasaría nada porque ahí ya nos daríamos cuenta de donde estamos y en qué manos, es decir, la calidad de los mecánicos marroquíes que por poco mas de 80 € te cambian un motor y el motor vale 300€, es decir bueno, rápido y barato (bonito no porque no son bonitos). Bueno, una vez puesto los localizadores Spot que nos dio la organización y activados, nosotros salíamos como una exhalación, ya que fuimos los segundos en conseguir cobertura GPS para el Spot y por lo tanto en salir de Tánger directos al primer control de paso que estaba a nada menos que 230 Km de distancia por autovías.

Continue reading

Copyright © 2019 Desafio El Brillante

Up ↑