¡Ring! El despertador suena a las 05:45 de la madrugada, pero nosotros ya andábamos medio despiertos porque estábamos cerca de la población y a esas horas, un poco antes, mejor dicho, la llamada del Imán de la mezquita canta a la primera oración. Nosotros nos medio despertábamos cuando lo oíamos, ¿por qué no? Llevábamos ya 6 días en Marruecos y nos sentíamos mimetizados con su población, con sus costumbres y por supuesto con su paisaje.

Amanece

Recogidos, desayunados, arreglados, Panda en marcha,  y a tomar la salida. La última a las 07:00 porque salíamos por dorsal. De los primeros nuevamente, solamente para hacer un pequeño enlace hasta el primer CP que estaba a pocos Kilómetros, unos 6 ó 7 aproximadamente. Una vez llegados, todavía no habían abierto el tramo y tuvimos que esperar un rato a los comisarios, tiempo que aprovechamos para hacernos unas fotos y repasar la jornada que nos esperaba. 400 kilómetros, muchos de ellos por carretera. Pues bien, cuando nos dieron la salida  empezamos a circular todos juntos pero despacio (unos 10 pandas más o menos) porque no merecía la pena correr, era preferible disfrutar de esos paisajes y esos pueblos que atravesábamos ya que duraría poco al tener gran parte de la etapa por carretera. Este pequeño tramo de 10kms sería la última vez donde veríamos un Palmeral, un Oued y gran Oued, incluso una duna de arena. Después de eso ya todo sería asfalto, o eso pensábamos nosotros.

montañas

Acabados esos 10 kms, cogimos la carretera que nos llevaba directamente a Ouarzazate, lugar donde tendríamos el ultimo tramo cronometrado de velocidad media. Antes de llegar a esta ciudad de cine, y digo de cine porque tiene los mayores estudios al aire libre de cine del mundo, nuestro Panda empezó a estornudar en cada Stop o semáforo. Justamente cuando atravesábamos Ouarzazate, se paró en un cruce y estuvimos cerca de 5 minutos haciendo “tapón” hasta que se puso de nuevo en marcha y pudimos continuar hasta el segundo y último CP. Cuando llegamos, estaba esperándonos el Sevillano, con el que salimos a la par junto con Albert para poder hacer la ruta de 30 kms entera juntos y no perdernos, pero el Sevillano, que tiraba delante, se paso una baliza de piedras y los demás por seguirlo nos perdimos, por lo tanto volvimos a penalizar un poco en la velocidad media final del tramo. No nos importo mucho porque ya era final de Raid y las cartas estaban ya decididas y con los dos deslices que tuvimos en la primera y segunda etapa ya no podíamos ganar, no pasa nada otra vez será.

Acabado este cronometraje, nos volvimos a incorporar a la carretera para esta vez, no dejarla hasta llegar a Marrakech y así poder acabar nuestro segundo y ultimo desafío/reto, acabar el Panda Raid.

marrakech

En esta ruta pasamos por uno de los puertos más complicados de montaña de Africa, el Col de Tichka, que esta a nada menos que 2260 metros de altura su paso mas alto. Justamente antes de comenzar la subida por su carretera serpenteante y llena de peligros, nos cruzamos en una aldea con un grupo de colegiales que acababan su jornada y al pasar cerca de ellos uno de los muchachos nos tiro una piedra al coche, rompiendo el parabrisas y dejando un gran agujero en este, hecho que nos amargo bastante ya que lo que no nos había ocurrido en todo el raid y en tramos mucho mas complicados, nos tiene que suceder donde la sociedad es mas cosmopolita, pero bueno, no hubo que lamentar ningún daño personal, solamente un susto que nos dejo mal sabor de boca durante un buen rato.

Cuando bajábamos el puerto, después de coronarlo y ver de nuevo la nieve en Marruecos,  nos dimos cuenta de que unos señores que se ponían en las cunetas nos hacían señas con algo que destellaba, y decidimos parar a uno de ellos; ofrecen piedras preciosas (sin valor) de su  paraje, minerales y geodas de cuarzo y amatista. Así que compramos dos para llevárnoslas de recuerdo por el módico precio de una bolsa de ropa y 100 dirhams.

Pasado el puerto, que tardamos algo mas de 3 horas en cruzarlo, llegamos al plano que esta 30 kms antes de Marrakech donde ya te das cuenta que vuelves a la sociedad mas occidental, aunque estés en África, y que poco a poco el paisaje se torna a campos de golf, edificios altos de viviendas y comercios mas grandes.

ciuda

Cuando llegamos a la gran ciudad de la Koutubia, nos acordamos de lo bien que conducen los italianos, y digo bien porque estos conducen horriblemente mal y lo mas curioso es que no se chocan entre ellos, la verdad es que es un autentico estrés poder circular con ellos por las calles de Marrakech porque se cruzan, giran, no avisan y van todos juntos, motos, bicis, coches, camiones, carromatos tirados por animales, de todo… un caos.

15:08, llegamos a la meta, nos dirigimos al hotel donde teníamos que hacer el CP de llegada. Somos el coche numero 45 en llegar y por lo tanto estamos en hora, ¡ENHORABUENA! Lo habéis conseguido, habéis terminado la Panda Raid 2016 sin daños, sin averías importantes, sin abandonos y sin graves penalizaciones, esto es vuestro. Nos dice la comisaria y nos entrega a su vez dos medallas, una para cada uno motivo de haber terminado el raid en orden, pero no solo eso sino no haber abandonado y haber disfrutado a tope de él. Aparcad aquí al lado y pasar al hotel para dar vuestra documentación y que os den una habitación, para descansar y ducharos. La cena es a las 21:30

medalla

FIN DE LA HISTORIA.

meta

p.d.El resto es cosa de los participantes y si algún dia lo quieres saber estare encantado de contártelo en persona y con mas lujo de detalles.

FINAL DEL RAID2

GRACIAS A TODOS, RETO CONSEGUIDO.

AGRADECIMIENTOS.

Alfredo Rodriguez (Patrocinador)

Familia Herranz (Patrocinador)

Julian Corrales (Manager)

Jaime de la Morena (Hijo y apoyo incondicional)

Mis padres Asun y Tomas que desde un principio han creído en ello y colaborado en todo lo que les he pedido

Jesús Aguilera (Informática y Web)

Sara Manzano (Traducciones y Psicología)

Jose Freire (Conocimientos mecánicos)

Ángel Rojo (Mecánica)

Rubén Gascón (Electricidad)

Carlos Casado (Tapicería y acabados)

Mariano Martin (Eslingas y Planchas desatasco)

Jose Antonio González (Soldadura)

Eduardo Caro (Cronometraje y Roadbook)

Jose Angel Bernardino (Imagen Go Pro)

Y por supuesto nuestras mujeres Yolanda y Sandra que han estado ocupándose del día a día  de nuestra vida familiar mientras nosotros estábamos en Marruecos.

También queremos hacer una mención especial a todos los que vinisteis el día 5 de marzo de 2016 a despedirnos a la línea de salida para darnos ese último empujoncito emocional que nos hacía falta, para cumplir este desafío africano que os dedicamos a todos y cada uno de vosotros y que os estuvimos llevando en nuestros pensamientos y corazón durante toda la ruta y agradecimientos también a todos los del grupo de WSP que nos seguisteis hasta la meta y después hasta Madrid de nuevo.

Nuevamente MUCHAS GRACIAS!!