Como ya habrás podido deducir, mi nombre es Tomás de la Morena y junto a Miguel, mi copiloto, estamos inscritos en la Panda Raid 2016.

¿Qué como surgió la idea y como nos enrolamos en ella?

Pues tenemos que remontarnos muchos meses atrás, en las calurosas tardes del verano de 2014, cuando con mi amigo y vecino, Jesús Aguilera, pasábamos las horas en el césped de la piscina disertando sobre la posibilidad de hacernos con un Fiat Panda e inscribirnos en la Panda Raid. Una carrera por el desierto que pone a prueba la fortaleza mental y física de todos los que se atreven a participar en ella.

Recuerdo lo ilusionados que estábamos ese verano. Jesús no hacía más que enviarme enlaces de Pandas de segunda mano, referencias de piezas, artículos de internet sobre la inscripción.

Era un sueño, un sueño alcanzable y que queríamos realizar. Teníamos que probarlo aunque fuera solo una vez en la vida. Incluso hablábamos de comprar dos coches e ir con nuestras respectivas esposas.

Por desgracia, una lesión en la espalda apartó a Jesús de su sueño, pero a mi me había llegado tan hondo que algo en mi interior me animaba a seguir. Por suerte, un día contándole mi sueño a mi buen amigo Alfredo, éste me interrumpió y me dijo. – Tomás, preséntame una memoria de cuanto costaría preparar el mejor coche para correr la prueba, y si me convence cuenta con mi patrocinio.

Alfredo, además de dueño del restaurante El Brillante de Atocha, es una persona muy involucrada con el mundo del motor y mecenas de varios proyectos deportivos.

Así fue como llegamos hasta aquí. La memoria gustó al patrocinador, y la empresa en la que trabajo, Grupo Herranz Bosch Car Service, también me brindó su patrocinio. Esta vez cediendo instalaciones para preparar el coche y mano de obra.

He hecho este blog para que todos podías ver la aventura por el desierto, y también para que Jesús pueda seguir día a día su sueño, aunque sea a través de la pantalla del ordenador.

Todo viaje lleva implícito tres experiencias diferentes: la preparación, el desarrollo del mismo y contarlo posteriormente, y ninguna se parece entre sí. Es lo bueno que tiene, por el mismo precio haces tres viajes. (J.Adán)